sitio web

La nutrición mejora el desempeño por toda la vida. La diarrea y las enfermedades respiratorias son la causa de muerta más común. La nutrición enfocada en el sistema inmunológico es la solución al problema. El consumo calórico inadecuado pone a los becerros en más riesgos de contraer enfermedades. Nuestra comprensión del papel de la nutrición en el desempeño de vacas lecheras ha cambiado considerablemente en los años recientes. El limitar la nutrición para los becerros atenúa, o hace dejar funcionar, valiosos mecanismos de crecimiento natural que podrían utilizarse para lograr un mejor desempeño de becerros. Los mecanismos del crecimiento altamente eficientes están disponibles dentro de las primeras semanas de vida que no estarán disponibles más adelante. Al cumplir con los requisitos nutricionales de los becerros, el crecimiento se activa. Los becerros deben subir de peso al doble de su peso al nacer dentro de 56 días y crecer de 4 a 5 pulgadas de altura. Según las investigaciones por Dr. Mike Van Amburgh (Universidad Cornell), los becerros que reciben nutrición de más alta calidad antes del destete tienen más capacidad de lograr su potencial genético. Una lb/450 g ganado(s) al día desde el nacimiento hasta el destete surgió con resultados de 1,500 lb/680 litros más de leche en la primera lactancia.

La alimentación restringida/convencional de la leche entera o el lacto reemplazante para becerros

Los lecheros se enfrentan a dos estrategias muy distintas para alimentar los becerros antes del destete.

a) Se ha creído por muchos años que el crecimiento perdido con la alimentación restringida se recuperaría más adelante.

La alimentación restringida es reconocida por la reducción del costo de criar los becerros.

Limita la cantidad de la leche o el lacto reemplazante dada durante las primeras semanas de vida para incentivar el consumo de sólidos y permitir el destete más temprano.

La alimentación restringida también se asocia con una tasa de mortalidad alta inaceptable (USDA 2003).

b) Las últimas investigaciones (Soberon et al., 2012) demuestran que el crecimiento después de 10 semanas no es un elemento clave para la producción de leche a lo largo de la vida.

La alimentación acelerada: el sacar provecho del potencial genético

Los becerros que reciben más leche también crecen más rápido y generalmente son más saludables. Requieren menos intervenciones, como los antibióticos, que aquellos que consumieron menos leche.

Los programas de crecimiento acelerado tratan de sacar el jugo del potencial del neonato para el crecimiento magro al incrementar el contenido de proteína de forma sustancial y la cantidad total de materia seca (MS) consumida.

Los programas de crecimiento acelerado demuestran beneficios como tasas de morbididad y mortalidad más bajas y niveles más altos de producción de leche de primera lactancia. (Soberon 2013).

Una oportunidad.

El desarrollo del rumen: la preparación es clave para ganar

Transición de becerros: Leche-Estárter-Alimentos cultivadores-Ración Total Mezclada (TMR en inglés). Cada paso tiene un impacto sobre el desarrollo del rumen.

El desarrollo del rumen es clave para la buena alimentación para becerros, la producción de leche y la rentabilidad.

Un rumen bien desarrollado debe cultivarse cuidadosamente.

Los becerros que toman menos leche al ser más pequeños pueden consumir más estárter al principio, pero el resultado es que llenan sus entrañas versus el crecimiento real y el buen desarrollo del rumen.

Enfócate en el crecimiento de becerros durante el período de ordeño y el consumo del estárter aumentará al desarrollar su complexión y su capacidad del rumen.