sitio web
Encuentra tu especialidad

Encuentra tu especialidad

Hola, me llamo Mariah Gull. ¡Esta semana me presento y les doy una pequeña idea de cómo me especialicé en la gestión de becerros y vaquillas y cómo llegué a ser la escritora para el blog aquí en el sitio web de Calf Distinction!

Aunque todos mis abuelos procedían de familias granjeras, yo no crecí en un entorno agrícola. Cada uno de ellos abandonó sus granjas familiares y siguió diferentes carreras para criar a sus familias. Sin embargo, incluso cuando era pequeña, siempre tuve un profundo amor por los animales en ámbitos de agricultura. Fui bendecida con padres maravillosos que me dieron oportunidades para perseguir mis intereses en la agricultura.

Aparte de visitar la granja lechera de mi primo un par de veces, no tuve mucha exposición a la industria láctea hasta los 14 años de edad. Tenía la líder más asombrosa de mi grupo 4-H, Maria Nye. Ella y su familia habían reubicado su granja lechera en el condado de Millard, Utah, y ella tuvo mucha influencia en promover proyectos en la industria láctea en nuestro programa 4-H del condado. 

María y su familia tienen una gran pasión por la industria láctea y por compartir su pasión con los demás. Ella fue tan generosa que permitía a muchos de los niños “no lecheros” en el área local de participar en competiciones en el condado con sus animales de su granja lechera, y tomaba el tiempo necesario para enseñarnos cómo cuidarlos y prepararlos para las competiciones. Estoy muy agradecida con María por esas oportunidades que ella me daba en los programas de 4-H, que también me despertaron el interés en la industria láctea . 

Al terminar el programa de 4-H, fui a la universidad con grandes esperanzas para el futuro. Estaba 90% segura de que quería ser veterinaria, y si eso no funcionara, entonces quería dedicarme a algo en la nutrición para animales o humanos.  Elegí estudiar la biología en mi programa pre-veterinario en la Southern Utah University (Universidad del sur de Utah) y, en el verano después de mi segundo año, hice un internado en el despacho de un veterinario local muy exitoso. Fue buena experiencia y aprendí mucho, pero me pregunté si esa era realmente la carrera a la que debería dedicarme. Pensaba que antes de tomar mi decisión y entrar en la escuela veterinaria, tal vez debería investigar otra opción. El semestre siguiente, un nutricionista de productos lácteos de una gran empresa de alimentos para animales vino y dio una presentación a nuestro club de estudiantes agricultores de nombre "Block and Bridle Club". Habló sobre posibles internados con su empresa, ¡y decidí postularme! 

Después de algunas entrevistas, me alegré tanto descubrir que me dieron el puesto y, mejor aún, ¡iba a estar trabajando en mi tierra en el sur de Utah!  Aprendí mucho durante ese internado de verano y decidí que, en cambio, iba a obtener una maestría en nutrición para vacas lecheras. Y en los finales de ese mismo verano me ofrecieron un trabajo que comenzó el año siguiente, justo después de terminar mi licenciatura en biología. ¡Estaba sorprendida, pero no tuve que pensar mucho antes de aceptarlo!

Durante mis 9 años en esa compañía, tuve la bendición de trabajar con muchos mentores y productores que influyeron en mi vida y me ayudaron a moldearme tanto personal como profesionalmente. Empecé en este campo profesional con la intención de llegar a ser nutricionista y pensé que iba a enfocarme en los animales maduros. Pero, en el camino aproveché cada oportunidad para aprender algo nuevo. Un ejempo es cuando necesitábamos un especialista de ensilaje, aprendí todo para poder realizar las funciones de ese puesto. He aprendido que podemos aplicar cada cosa que aprendemos y utilizar esa información para mejorar nuestras habilidades.

A lo largo de los años en en mis experiencias profesionales con productores mayormente en el sur de Idaho y de Utah, me di cuento de que, a pesar de amar a todos los aspectos de la nutrición para vacas lecheras, realmente tenía una gran pasión para los animales más jóvenes. Me fascina la idea de que podemos criar a los becerros, que orignalmente debía quedarse con su mamá, beber grandes cantidades de leche y desarrollar su rumen lentamente, con una botella y con los estárters formulados correctamente, teniendo el rumen listo para hacer la transición a alimentos secos a la edad de entre 6 y 8 semanas. ¡En muchos casos aún mejoramos este proceso! También me encantan todos los conceptos que aprendemos acerca de los programas neonatales, la importancia del calostro y la leche de transición, y todo lo que tiene que ver con el desarrollo del sistema inmunológico de becerros. 

Hace unos 4 años tomé la decisión de dejar mi trabajo como nutricionista en la industria láctea / especialista en becerros y vaquillas, y quedarme en casa con mis hijas pequeñas. Fue difícil dejar a los miembros del equipo y a los productores con los que me encantaba trabajar, pero no quería dejar pasar el tiempo limitado que tenía mientras mis hijas eran pequeñas. 

En mi tiempo libre, aunque estaba ocupada siendo madre, tenía un poco de tiempo para pensar en lo que querría hacer si tuviera la oportunidad de volver a una carrera en la industria láctea con becerros y vaquillas. Una de mis mayores frustraciones como nutricionista de becerros, era que no importaba lo buena que fuera la leche o el lacto reemplazante, o lo asombrosa que fuera la formulación inicial, si los becerros se enfermaran, no obtendríamos el rendimiento óptimo. Decidí en ese momento, si volviera al trabajo y cuando lo hiciera, quería concentrarme más en ayudar a los productores a tener becerros sanos al prevenir enfermedades. 

En el otoño de 2020, me ofrecieron la oportunidad de trabajar desde casa y escribir el blog aquí en el sitio web de Calf Distinction. ¡No podría estar más emocionada! Esta oportunidad me brindó una manera de compartir mi conocimiento y experiencia con los productores, seguir aprendiendo cosas nuevas y ¡quedarme en casa con mis hijas! 

Si tuviera un consejo para cualquier persona que esté empezando a desarrollar sus habilidades en su propio campo profesional, ya sea agricultor, ganadero, criador de becerros, pastor, gerente, empleado, criador o cualquier otra persona que aspire trabajar en la industria ganadera en cualquier puesto, le diría que encontrara su especialización.e. Todos y cada uno de nosotros somos importantes. Todos tenemos puntos fuertes y débiles, ¡pero juntos podemos lograr muchísimo!  Encuentra tu pasíon y desarrolla tus habilidades desde la base de esa especialidad. Trabaja duro todos los días para aprender algo nuevo y desarrollarte más desde esa base. Nuestra industria está cambiando y evolucionando de formas que nunca hubiéramos imaginado. Maximiza tus oportunidades de aprendizaje y crecimiento, eleva tu forma de pensar a otro nivel al tomar decisiones que te prepararán para lo que te venga mañana.

 

Escrito por: Mariah Gull, MS


2 comentarios

  • Steve Whitesides

    Éramos una de las lecherías con las que trabajaba Mariah. Qué persona tan talentosa y apasionada es ella. Gracias por lo que nos enseñó en Whitesides Dairy.

  • Donna Thompson

    Tu mensaje es muy inspirador, gracias por compartirlo. Aprendí más con solo leerlo. Por supuesto que soy un poco sesgado cuando se trata de vacas 🐄 ¡Mucha suerte siempre!

Déjanos un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de su publicación.