sitio web
6 signos del bienestar de becerros: comprender la temperatura corporal

6 signos del bienestar de becerros: comprender la temperatura corporal

La temperatura corporal es solamente una parte de la identificación de enfermedades en becerros. Al igual que otros mamíferos de sangre caliente, la temperatura central de un ternero no depende del medio ambiente. El rango de temperatura corporal normal para un ternero bovino es 100°F - 102°F (37.7°C - 39°C). La mayoría de las veces, esta temperatura corporal se mantendrá relativamente constante. Los becerros mantienen su temperatura corporal al convertir los alimentos que consumen en energía corporal.

Todos los días ocurren pequeños cambios en la energía que proporciona calor corporal a los becerros. Mientras duermen, la temperatura corporal de becerros tiende a bajarse. Durante actividades vigorosas, tiene más probabilidad de aumentarse. Altas temperaturas en la temporada del verano también causarán un leve aumento en la temperatura corporal. Una excepción a la fluctuación en la temperatura corporal normal es un aumento en la temperatura debido a enfermedades, tales como la fiebre.

FIEBRE

Una vez que un patógeno se ha multiplicado y ha establecido su existencia en el cuerpo del becerro, una de las respuestas comunes del cuerpo es la fiebre. Si un becerro tiene fiebre, también podría estar deprimido, dejar de alimentarse y tener un pulso elevado. El cuerpo del becerro se calienta y se seca, la frecuencia respiratoria sube y el becerro puede deprimirse gravemente y no ponerse de pie. El diagnóstico preciso de la enfermedad de los becerros depende en gran medida de saber la temperatura corporal del animal. Trabaja con tu veterinario para establecer un protocolo de tratamiento para becerros que tengan fiebre.

TOMAR LA TEMPERATURA DE UN BECERRO

Se deben realizar revisiones de salud diarias para cada becerro joven. Los becerros que presenten signos de enfermedad como; no comer, depresión, letargo, secreción nasal, secreción ocular o diarrea se deben examinar más detenidamente, incluyendo el monitoreo de temperatura corporal.

  1. Sujeta silenciosamente al becerro.
  2. Sujeta una parte del termómetro con el pulgar y los dos primeros dedos, con el extremo del bulbo apuntando hacia el becerro.
  3. Termómetros de mercurio: ata una cuerda al termómetro para que sea fácil de recuperar. Antes de insertar el termómetro, mantenlo alejado de su cuerpo y empújalo hacia abajo para que el mercurio se agrupe.
  4. Termómetros digitales: algunos están hechos especialmente para becerros, pero incluso los termómetros humanos suelen funcionar bien. Normalmente son fáciles de usar y le notificarán cuando la lectura de temperatura sea estable.
  5. Lubrica bien el extremo del bulbo del termómetro.
  6. Acaricia el becerro suavemente y coloca una mano sobre la cadera del becerro para hacer que no se mueva. Con la otra mano, coloca el extremo del bulbo del termómetro suavemente en el ano del animal.
  7. Gira suavemente el termómetro, agregando una ligera presión, mientras empujas el termómetro a través del ano hacia el recto.
  8. Empuja toda la longitud del termómetro en el recto. Los termómetros de mercurio permanecerán aproximadamente 1 pulgada fuera del cuerpo del becerro. El termómetro debe tocar directamente un lado del recto para obtener una lectura precisa de la temperatura.
  9. Los termómetros de mercurio deberán permanecer insertados en el recto durante 1-2 minutos para una lectura precisa. Para leer el termómetroretíralo lentamente y límpialo con una toalla de papel. Gira el termómetro hasta que se pueda ver el mercurio junto a las marcas de graducación de grados. Busca la parte superior de la columna de mercurio y determina cuál marca graduada está más cerca.
  10. Los termómetros digitales generalmente emitirán un pitido o indicarán cuando hayan alcanzado una lectura constante. Antes de quitar el termómetro, presiona el botón para almacenar la temperatura registrada, o simplemente lee la temperatura. Retira el termómetro lentamente y límpialo con una toalla de papel.
  11. Determina si la lectura de temperatura está dentro del rango normal. Trabaja con tu veterinario para establecer un protocolo de tratamiento para los becerros que exhiben temperaturas anormales.
  12. No se te olvida llevar un registro de las lecturas de temperatura y de los tratamientos administrados.
  13. Suelta al becerro.

Cosechar las recompensas

Sabemos que la temperatura corporal de becerros es solamente una parte de la identificación de enfermedades. OOtras observaciones de salud también son importantes. La capacidad de identificar un problema con precisión temprano antes de que se produzca la enfermedad o que surja un daño irreparable, es esencial para que los becerros tengan la oportunidad de recuperarse por completo de la enfermedad. Rara vez tenemos segundas oportunidades con becerros enfermos. Una de las enfermedades que queda sin diagnosticarse frecuentemente en los becerros es la neumonía. La fiebre y la respiración rápida son dos síntomas comunes de la aparición de neumonía.  Establece un protocolo de identificación e intervención temprana con tu veterinario. Ten un termómetro a mano en todo momento, para que sea fácil de controlar la temperatura corporal e identificar a los becerros enfermos.

 

Escrito por: Mariah Gull, MS


Déjanos un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de su publicación.